domingo, 15 de septiembre de 2013

El estilo de un nuevo gobierno municipal de Salvatierra, queriendo cerrar la brecha del rezago.

La decoración del informe de gobierno me pareció muy partidista por el uso del azul en todo. Y el nombre del Presidente Municipal resaltado de manera única. 

La asistencia de público fue mayor a los años anteriores.

La pantalla gigante fue una innovación que era imprescindible desde hace tiempo.

La nuevas tecnologías de la información disiparon un poco el estilo rústico de los informes.

En el público flotaba una especie de entumecimiento por la falta de ventilación.

Como mensaje de poder, el Síndico y el Presidente Municipal tenían los símbolos del poder con el banner azul, los logotipos y la leyenda central del objetivo de la sesión de cabildo y los diez regidores estaban diluidos en mesas laterales. 

La pantalla grande con la toma del presidente, luego cinco regidores apenas visibles y luego las personas del Sindico y el Presidente Municipal decorados por el banner azul.

Parecían desairados en el estrado.

El presidium se completó con los representantes del Estado republicano: Legislativo, Judicial, Ejecutivo, Ejercito y Municipio. 



Las guardias del personal de presidencia en el busto de Miguel Hidalgo, con pocos arreglos florales.

Los cambios de guardia y la toma de fotos para la propaganda.






Los almuerzos de los parroquianos en el restaurante La Veranda

Trasmitimos en las televisiones cuatro películas domésticas de la vida social de Salvatierra en los años cincuenta. El interés despertado por las imágenes de las pantallas se apreció sin comentarios. Los cambios en la ciudad son mínimos.

En las películas aparecen célebres personajes de la vida social de Salvatierra en los años sesenta, Ruperto Mendoza, Miguel Zárate Sánchez, Meche Martínez de Noriega, Herminio Ojeda, Manolo Pérez, Antonio Arrechederra y ya pasaron a no ser reconocidos, el olvido sopla en el viento de los tiempos.

La única reacción de un comensal fue cunado apareció la filmación de una operación en el quirófano del hospital civil en los años sesenta.


La visita del Presidente Municipal con su familia a La Veranda, una expresión social de tranquilidad social.

El video de Salvatierra Pueblo Mágico en las televisiones, buscando hacer del cine el séptimo arte. Lo cierto es que los edificios hablan y, a veces, vistos por la lente de un artista: cantan.

No hay comentarios: