martes, 8 de octubre de 2013

Los colores del paisaje citadino durante el desfile final del festival de La Marquesada 2013

La foto que capta la belleza de la perfección estética en la imagen urbana de Salvatierra. La Manola que hace el paseo de la lluvia de claveles, realizó una inspirada combinación en su vestido de los dos colores de las fachadas de las casonas señoriales del jardín: azul y café tierra.
La imagen del paisaje festivo nos transmite unidad temática, armonía de colores, amigable alegría, belleza juvenil, y soberbia altivez festiva.
La alta peineta que porta con distinción la Manola, se convierte en esta escena en un signo propio de la esencia salvaterrense al posar frente a los copetes de estilo neo rococó de las ventanas. Fachada y cara se vuelven un paisaje indisoluble fuertemente entrelazado por las formas y los colores. Esta foto debe de ser convertida en un cartel que difunda la identidad cultural del Centro Histórico de Salvatierra.
Con el proceso en marcha de la restauración de fachadas, debemos de estar observando las combinaciones cromáticas que se pintarán en los frentes de los inmuebles de la calle Hidalgo, pues el objetivo de hacer de la ciudad un destino atractivo para el turista, sólo se logra con las combinaciones armónicas de los colores, que, como vemos, en las fiestas se funden en una misma combinación de colores vestidos y fachadas. La estética de la feria y el festival son dos magníficos escaparates para difundir a la ciudad, para lograr atraer la atención de los lectores y potenciales visitantes para que sean atraídos a los desfiles de Manolas de La Marquesada y La Candelaria, y a los recorridos de las rutas culturales de Salvatierra. 

En 2005 Verónica Sánchez, entonces directora de Desarrollo Urbano y Ecología, realizó la ejecución de una intervención de remozamiento para el embellecimiento de las fachadas de la plaza de armas de la ciudad. En ese entonces, al final de la intervención de los frentes de las casona, el gusto de los propietarios de los inmuebles no fue del todo aprobatorio para el trabajo de la Directora del proyecto de mejoramiento de la imagen urbana del primer cuadro. Esta foto de mimetismo cultural nos hace ver que el sentido del gusto es un producto cultural. El gusto es, por lo tanto, un expresión de originalidad construida por el trabajo de muchas generaciones de un pueblo. Y también debemos de saber cómo y quién labró la forma de ser que hoy tenemos, como en este caso de los colores combinados de tal manera que nos hacen únicos. Felicitaciones para Vero Sánchez, que pedimos sea consultada ahora que se llevará a cabo la pintura de la panorámica cromática de los frentes de la calle Hidalgo y periférico del jardín.

La luz solar descompone los colores cuando no se le controla en la iluminación.

Muy oscuro el fondo y muy brillante el frente.

Una imagen de paisaje urbano festivo de excelente combinación de colores en azul.

Una foto que capta el azul llenando el espacio del festival cultural.

El color café tierra de la puerta y de la cantera de los vanos de ventanas, copetes y puertas armonizan con la piel morena de la Manola, así como el azul de su vestido con el azul cielo de los muros del frente de la casona. La mirada altiva de la Manola, resuelta y segura de su belleza son la mejor expresión del orgullo salvaterrense.

Una imagen con un enriquecimiento de colores con el azul como eje visual de la vista panorámica.

Colores de tono azul en el centro con colores divergentes en los extremos café tierra y guinda del faldón andaluz.

Elegancia señorial nos transmite la unidad de formas de los cuatro copetes neo rococó de las ventanas y puerta, con las ondulaciones del  cintilo negro de los olanes del faldón, así como la chaquetilla azul al estilo del vestido de luces del torero. Los dos tonos de azul se degradan con naturalidad en la foto.

Señorío, debe ser el titulo de esta estampa del festival.

La intensidad de la luz solar descompuso las posibilidades cromáticas de lucir la combinación de los colores del vestido con el guinda de la fachada del palacio municipal.

Una delicada línea de enlazamiento cromática entre el guinda del fondo con los tonos cálidos del cintillo y el escudo redondo del carro, le dan una vista amigable a la imagen del panorama de la fiesta.

Los vivos tonos de guinada del vestido le dan belleza a la foto al empalmarse con el frío tono del guinda del muro entre los arcos y ventanales del inmueble municipal. 

Contrastes.

Elegancia señorial. Altiva, soberbia, altanera son calificativos que bien merece el cuadro fotográfico de inmueble y traje de fiesta. 

No hay comentarios: