jueves, 12 de diciembre de 2013

La vida del cabildo salvaterrense en tiempos de la revuelta sinarquista de los 40as.

Publico las hojas del acta de Ayuntamiento de la toma de posesión del Cabildo 1948-1949. Estos documentos en archivo digital son cortesía del cronista Miguel Alejo López. 




Dr. Miguel Zárate Sánchez y Dr. Carlos Tena Velez
El doctor Miguel Zárate Sánchez fue regidor en el bienio 1948-49. En una de las tardes de sobremesa, en 1979, el Doctor relató cómo llegó a ser regidor. Eran los tiempos del régimen de partido único y de creación de los sectores del PRI: campesino, obrero y popular. Se realizó una asamblea con un delegado estatal y se designaron a los miembros de la planilla para las elecciones de diciembre de 1947. Trascendió que en su mayoría eran del sector campesino, y expresaron su descontento en una reunión social de café los miembros del círculo cercano al sindicato de trabajadores textiles. Y ocurrió que eso llegó a oídos del Delegado estatal, y de inmediato se apersonó con el doctor para ofrecerle una regiduria, y eso lo recordaba como una expresión de la inexistente libertad municipal. Esa manera de integrar el cabildo, que entonces era una función pública honoraria, era la idea de una democracia interna del PRI, al integrar la representación popular. Hay que recordar que en 1946 hubo desaparición de poderes en todo el estado por el conflicto del 2 de enero en León.

El 1 de enero de 1946 tomó posesión Pedro Vázquez Nieto por 10 días, padre del diputado y presidente municipal de Guanajuato, el desaparecido Arnulfo Vázquez Nieto, quien siempre nos preguntaba qué había ocurrido con su papá en Salvatierra.

El sinarquismo influyó para que fuera designado como presidente municipal del bienio 1948-49, don Fulgencio López Medina, quien en octubre de 1948 fue destituido y ocupó su lugar don Francisco P. Carranco. 
El motivo de la destitución de don Fulgencio fue que el gobernador Luis Díaz Infante, en su gira como recién designado gobernador sustituto, mando un recurso financiero a don Fulgencio para que le preparara una nutrida recepción en Salvatierra. Don Fulgencio tomó el dinero para hacer un puente en una comunidad y la recepción fue desangelada. Pero lo políticamente incorrecto fue cuando le preguntó el gobernador Díaz Infante por el dinero enviado para la recepción de su persona, don Fulgencio dijo que era dinero para el pueblo que estaba con muchas necesidades, no para fiestas personales. Al día siguiente su desconocimiento llegó de Guanajuato. Don Fulgencio le dijo al señor Joaquín Esquivel que él había sido nombrado candidato del PRI por presión de los sinarquistas que estaban agrupandose en el naciente Partido Fuerza Popular.







No hay comentarios: