Áltares de difuntos

Áltares de difuntos
El Liceo San Luis invita a visitar altares con sentido del arte funerario el viernes por la tarde y el sábado por la mañana. Enlace con los altares del año pasado.

sábado, 17 de abril de 2010

Fachada románica del templo de San Francisco en Salvatierra, Gto.

En 1659 se inició la construcción del templo de San Francisco por no ser ya suficiente el templo de San Antonio para contener a los fieles de la ciudad de San Andrés de Salvatierra.
La fachada tiene una doble cruz, que se coloca siempre a los templos cuyo patrón titular fue a predicar a las tierras de los infieles del medio Oriente durante el periodo de las Cruzadas.
Hay una ventana de luz con un vitral dibujando una cruz, en un boton de cantera esta labrado el lema franciscano "Paz y Bien", elegido por san Francisco como expresión de humildad y simplicidad.
En el frontispicio esta esculpido en altorelieve la figura de una arcángel portando una antorcha, símbolo de la Luz que ilumina a la fe, según san Buenaventura y, también, la renovación del Espíritu Santo.
Estan las columnas Doricas y dos nichos, uno para el seráfico frailecillo san Francisco de Asís y el otro para le seráfico padre san Antonio de Padua.

En la capilla de la derecha a la entrada de la nave del templo de San Francisco en Salvatierra, esta la capilla de la Virgen de la Soledad. Se trata del sepulcro de los tres mártires franciscanos de la cristiada: Fray José Pérez, fray Humilde Martínez y fray Junípero de la Vega.
La capilla muestra a Cristo en la cruz, y a la Virgen María con las manos en posición de oración, vestida del color lila como señal de duelo de acuerdo a la liturgia judía.
Las urnas de los restos de los mártires dan el sentido de sepúlcro a la capilla y a la Virgen María con el dolor de la soledad por la pérdida de sus hijos.
Es una capilla sin decorado, de boveda alta y con dos nichos para esculturas de la Pasión de Cristo, como la de las Tres Caidas.

La capilla de la Virgen de Guadalupe esta ubicada en el costado izquierdo del templo de San Francisco. Es un recinto de amplias proporciones, ancho y su boveda es esta construida en contrapunto.
El decorado es el conjunto de motivos dedicados en la pintura sacra a la Virgen María, figuras de rosentones, petalos de flores y los colores azul, blanco y amarillo, cuya sentido es el blanco la pureza del alma, el amarillo la iluminación recibida de Dios y el azul su premio de estar ya ne lel cielo por el juicio perfecto a su misión co-redentora.